¿Estáis preparados para una entrevista de trabajo?

entrevista de trabajo

En Lakkun no sólo nos dedicamos a la formación, sino que gran parte de nuestro trabajo se destina a procesos de selección, consultoría de recursos humanos, empleo y Outsourcing. Por todo ello, en este artículo os queremos dar algunas recomendaciones para pasar exitos@s una entrevista de trabajo.

1º Muestra buena actitud en la llamada telefónica. La llamada telefónica para concertar la entrevista y la disponibilidad del candidat@ es una fase más del proceso de selección, por lo que la actitud que  mostréis hacia la oferta es fundamental para formar las primeras impresiones que el seleccionador tendrá de ti. Por ello, no debéis dar ningún tipo de información negativa para acudir si estáis realmente interesados en la oferta y ser muy positiv@s. Con información negativa nos referimos, por ejemplo, a mostrar inconvenientes en el desplazamiento hasta el lugar de la entrevista cuando en realidad el trayecto es corto y hay medios disponibles, o indicar que no te suena de nada la empresa que te está llamando por que ya has enviado el CV a tantos lugares que ni recuerdas.

Por otro lado, si realmente tenéis dificultades para asistir a la entrevista en esa fecha u hora, que sea por un motivo justificado. Será totalmente comprensible y seguramente podréis concertarla en otro momento. Si os encontráis en algún lugar en el que no podéis hablar cómodamente por el ruido, el tráfico o cualquier motivo. Pedid amablemente que os llamen un poco más tarde o si podéis llamar a algún teléfono para retomar la llamada.  

2º No preguntes por el salario. Darás la impresión de que te importan poco las demás condiciones laborales que te ofrece el puesto. No te preocupes por ello, ya que en el transcurso del proceso se te comunicarán o se negociarán. ¡Así que, no te anticipes!, lo importante en esta primera fase, es conseguir dar una buena impresión para pasar a la siguiente fase: la entrevista cara a cara.

Vestíos con ropa formal en colores sobrios, sin llamar demasiado la atención. También depende del puesto al que postuléis. Pero en general esa es la norma. No es necesario ir de “smoking”, ni de “boda”, pero por favor evitad jerséis con “pelotillas”, chaquetas de chándal, zapatillas deportivas, etc. Puede parecer una obviedad, pero es un punto que puede restar mucho en la primera impresión y hay casos desastrosos.

Sed puntuales. No es necesario llegar 20 minutos antes y por supuesto no lleguéis tarde, porque en ambos casos contribuirá a que vuestro estado de nervios se incremente.

¡Fuera nervios! Llegó el momento de la entrevista. Para muchos es un momento de pánico, sudor frio, manos temblorosas, bloqueo mental, etc. Todos estos síntomas son consecuencia del miedo que nos crea esa situación en la que nos exponemos ante un jurado que puede ser de 1, 2, o 3 personas y que van a destapar nuestros secretos y debilidades más profundas. Pues nada de eso, claro que es un momento decisivo para conseguir el trabajo, pero tenéis que pensar que la entrevista es un proceso que consiste en obtener la mayor cantidad de información posible de los candidatos para comprobar si se adaptan al perfil. Por lo que la situación de nervios y pánico no os va a ayudar nada a mostraros tal y como sois, y a que respondáis las preguntas con la mayor información y claridad posible.

6º Comenzad saludando y dando la mano, ¡no partiéndola! Puede que hayáis escuchado que tenéis que dar la mano fuertemente para mostrar seguridad y confianza. Esto último es cierto, pero al dar la mano hacedlo en un término medio ni muy flojo, ni apretando, de forma breve y mirando los ojos del entrevistador/a.

7º Aprendeos vuestro CV. Es totalmente preceptivo que os sepáis vuestro CV al dedillo: fechas, cursos, trabajos, funciones, motivos por lo que os marchasteis del trabajo o fuisteis despedidos. En estos momentos en los que en algunos casos nos guían para realizar el CV y en otros casos nos los elaboran directamente, no sabemos ni lo que tenemos escrito, ni cómo está estructurado. Por otro lado, ha podido pasar tanto tiempo desde que hicimos todos esos cursos y trabajos que ni nos acordamos. Así que, por favor preocupaos por estudiaros todo lo que habéis hecho desde que terminasteis vuestro último año académico hasta el día de la entrevista.

8º Sed completamente sinceros tanto en la redacción del curriculum, como en la entrevista, ni más ni menos. Recordad que en muchos casos se piden referencias a las empresas o colegíos en los que habéis estudiado o trabajado para contrastar la información de la entrevista.

9º Adaptar vuestro discurso al contexto. Durante el transcurso de la entrevista, utilizad un lenguaje adecuado a la situación, evitad las “muletillas”, es decir, palabras como “pues”, “y entonces”, “mayormente”, etc. Ya que si se repiten demasiado, podéis acabar distrayendo al entrevistador, el cual se concentrará en contar número de veces que las repetís más que en el contenido de la información que estáis transmitiendo. En esta situación debéis ser vosotros mismos, pero evitad el lenguaje en jerga o el “colegueo” aunque el entrevistador/a haya creado ese ambiente de distensión que parezca permitírnoslo.

10º Podéis mover las manos, al contrario de lo que algunas normas protocolarias establezcan, donde lo prohíben y solamente se remiten a que las dejemos posadas “relajadamente” sobre las piernas. Es imposible no moverlas, pues las manos nos ayudan a comunicarnos, como otra forma de lenguaje: el lenguaje no verbal. Si no fijaos en los políticos y oradores, las mueven ¿verdad?. Hacedlo pero de manera relajada, porque si no también podríamos acabar distrayendo la atención del entrevistador como el caso de las “muletillas”.

Finalmente, deciros que mucha suerte en vuestra búsqueda de empleo y que buscar un trabajo, ya es un trabajo (válgame la redundancia). Así que, como todo proyecto realizado con éxito, requiere constancia, dedicación, paciencia, organización y planificación entre otras cosas. Puede ser un proceso costoso, pero a la larga tiene sus frutos.

 

Davinia Sánchez. Consultora y formadora de RR.HH en Lakkun.

@DaviniaSanz