Estudio y trabajo gracias a un PIF

 Estudio y trabajo gracias a un PIF

Estudiar y trabajar al mismo tiempo es tarea difícil. Así que en Lakkun te aconsejamos que utilices los Permisos Individuales de Formación, PIF. Ya se lo hemos explicado a empresas de Almería, Murcia y Granada. Si trabajas y quieres formarte, sigue leyendo. Te vamos a explicar cómo hacerlo para que os beneficies empresa y trabajador.

¿Qué es un PIF, Permiso Individual de Formación?

El permiso que le otorga la empresa a un trabajador para que estudie con el objetivo de obtener una acreditación oficial. En este caso se encuentran los títulos, tarjetas y certificados profesionales, además de los sistemas de acreditación y cualificación profesionales. Por ejemplo, titulaciones universitarias, la Tarjeta Profesional de la Construccción (TPC), del Metal, en definitiva, las titulaciones oficiales recogidas en el BOE.

¿En qué consiste?

Cuando tu empresa te autorice un PIF esto significa que podrás asistir a clase y estudiar durante las horas que establezca dicho permiso, según el acuerdo que hayáis alcanzado. Te imaginas trabajar, formarte al mismo tiempo. La financiación de los costes salariales de cada permiso estará limitada a un máximo horas laborales por permiso y curso académico o año natural. Se parte de un mínimo de 200 horas, según el timpo y tamaño de la empresa.

En definitiva, se trata de que realices una formación que esté reconocida mediante una acreditación oficial y con el fin de favorecer tu desarrollo profesional y personal, sin coste para la empresa donde trabajas.

¿Por qué estas 200 horas de formación no tienen coste para la empresa?

El número de horas del permiso concedido al trabajador para su formación podrá compensarlo la empresa con cargo a su crédito para formación continua. Cómo ya te explicamos en un post anterior, también denominada formación bonificada.

El coste de bonificación será el equivalente a una cantidad igual al salario del trabajador y a las cotizaciones devengadas a la Seguridad Social durante un período no superior a 200 horas laborales por persona durante el curso académico, y como hemos dicho, dependiendo del tamaño de la empresa, trabajadores que tienen PIF…

El permiso tiene que ser autorizado por la empresa y, en caso de denegarlo, deberá justificarse por razones organizativas o de producción, comunicándolo así al trabajador.

¿Todos los trabajadores pueden obtener este permiso?

La normativa contempla que este permiso está disponible para todos los trabajadores asalariados que presten sus servicios en empresas que cotizan a la Seguridad Social. Siempre y cuando sea en concepto de formación profesional, y además hayan obtenido el citado permiso, PIF. Vamos, siempre que tu jef@ te de el visto bueno.

Y si tu jef@ se pone ‘quisquillos@’ y quieres conocer exactamente qué dice la normativa sobre estos permisos, revisa la normativa reguladora.

El Real Decreto 395/2007 de 23 de Marzo, por el que se regula el subsistema de la Formación Profesional para el Empleo y la Orden TAS/2307/2007, de 27 de Julio, que desarrolla parcialmente el Real Decreto 395/2007 en materia de formación de demanda.

¿Qué tipo de cursos son subvencionables?

1)     La formación reglada destinada a la obtención de un título académico o acreditación oficial como por ejemplo licenciaturas, diplomaturas, estudios de formación, profesional.

2)     La formación destinada a la obtención de los Certificados de Profesionalidad.

3)     Los cursos universitarios que tengan la consideración de Títulos propios por resolución del Consejo Rector o de la Junta de Gobierno de la Universidad   competente.

4)     La formación específica para colectivos concretos (Tarjetas profesionales de la Construcción (TPC), Industria textil, confección, calzado,…)

La Fundación Tripartita, entidad reguladora, matizó el pasado mes de marzo varios aspectos sobre los Permisos Individuales de Formación, como por ejemplo, la importancia de que los centros de formación privados estén debidamente acreditados para que luego no tengas problemas con la convalidación en tu empresa.

Por ejemplo, en Lakkun ofertamos cinco certificados de profesionalidad. Además te asesoramos y tramitamos tu Permiso Individual de Formación.

Qué consejo te dan los lakkunianos? Si tienes la suerte de trabajar, y tienes tan claro como nosotros lo necesario que es reciclarse para seguir mejorando y siendo competitivo, ya estás tardando en solicitar en tu empresa un PIF. 

 

José J. Carricondo, gerente y experto RRHH en Lakkun